Educando y estudiando para una nueva era

23/04/2015

Y cerramos las entradas con las aportaciones para nuestra revista de la feria con el artículo escrito por uno de nuestros padres, analizando lo que nos viene y está ya aquí, la importante revolución tecnológica de la que nuestro alumnado está siendo protagonista:

No hace muchos días, en una conferencia de un compañero de profesión, tuvimos la ocasión unos cuantos con paciencia suficiente para estas aventuras, de escuchar a un profesor doctor universitario, investigador y empresario, exponer el futuro (pero inminente) escenario tecnológico al que se enfrenta la sociedad actual.

La bioingeniería, nanotecnología, superconductores, inteligencia artificial, etc, etc, se están desarrollando a velocidades vertiginosas.

Tecnologías que como la red de telaraña que ha supuesto la expansión de internet, se van introduciendo en todos los ámbitos de la vida cotidiana. Y su presencia va a suponer que todos los ciudadanos nos convirtamos en tecnodependientes en muchos más aspectos cotidianos de los que ahora mismo podamos imaginar: me- dicina predictiva, comunicaciones virtuales, vehículos autopilotados, robots inteli- gentes, trasplantes genéticos,….

Esa expansión a todos los niveles es directamente proporcional a la capacidad de innovación que el ser humano es capaz de desarrollar, y que a su vez, sufre una retroalimentación positiva con cada nueva tecnología que potencia de nuevo la innovación. Es decir, la evolución sigue una curva exponencial.

Y este panorama que se nos presenta, ¿es bueno o es malo? Seguramente, de am- bos adjetivos habrá defensores y detractores, pero lo que sabemos a ciencia cierta, es que es inevitable. El ser humano ha estado evolucionando desde su primer día de existencia, y así va a continuar, como una vía de supervivencia biológica de la especie.

Y ante un hecho que sabemos que es inevitable, no hay excusa para no prepararse. Y prepararse en positivo.

Y en esa preparación es donde nuestr@s docentes, profesores y profesoras, tienen un papel protagonista y de gran compromiso con la sociedad. Tienen un doble reto ante sí. Como ciudadan@s integrantes de esa sociedad dinámica e innovadora, y como responsables de activar y desarrollar esas capacidades de adaptación e inte- gración tecnológica en el desarrollo personal y profesional de sus alumn@s.

Nuestr@s hij@s, es@s alumn@s que crecen y evolucionan en el entorno académico de nuestro Colegio, inicialmente, y en la universidad a posteriori, deben estar además orientad@s desde su propio hogar para desarrollar esas capacidades.

Un@s poc@s de nuestr@s hij@s serán protagonistas de primera fila en el desarrollo de esas innovaciones, pero tod@s seremos participantes en el uso de las mismas.

Que nos integremos en esta nueva era que se nos avecina depende tanto de nuestra capacidad de enseñanza a las nuevas generaciones, como de la capacidad de éstas para aprender y adaptarse a la misma.

Y, seamos positivos, seguro que lo conseguimos.

Pedro A. de Toro

Anuncios

Nuestra Feria Misionera

23/04/2015

No podía faltar la aportación del Gabinete Psicopedagógico del colegio, que tan buena labor realiza, y que nos traslada su testimonio sobre la feria del cole:

Un año más, el colegio Sagrada Familia celebra su tradicional feria misionera. Una feria donde se comparten ilusiones, risas, alegrías y donde se respira un profundo aire de solidaridad pues el verdadero objetivo de esta fiesta es recaudar fondos para un fin benéfico, los hogares de Bolivia.

La feria como siempre, contará con diversas actividades lúdicas y espectáculos para la diversión de mayores y niños, actuaciones de nuestros alum- nos, varios puestecillos, nuestra barra de bar y como no, nuestra famosa tómbola donde la gente y sobre todo los más pequeños se agolpan para sacar sus papeletas, llenos de entusiasmo por recibir su premio.

Todo está en la caridad. Si la tenemos, cumpliremos toda la ley, que no tiene más que dos preceptos: “AMAR A DIOS Y AMAR AL PRÓJIMO”. Pero esta caridad no debe quedarse simplemente en las personas cercanas a nosotros. Santa Emilia siempre decía que el amor debía extenderse no solo a las personas que nos rodean, sino que debía extenderse a todos los hombres, atravesar los mares, de manera que las personas tengan un sitio en nuestro corazón y participen de las oraciones y de las buenas obras que hacemos.

Nuestro centro educativo, siempre fiel a las directrices de su fundadora educa a las niñas y niños en el amor a los más pobres, a los de cerca y a los de lejos. La solidaridad en nuestros ambientes cercanos y en el amor a las misiones. Esta feria es una buena muestra de ello.

Desde el colegio animamos a la gente a venir a esta gran fiesta solidara, pa- sareis unrato agradable y a la vez estaréis colaborando en una buena causa, contribuyendo a hacer posible un proyecto que llenará de felicidad los corazones de muchas personas que realmente lo necesitan.


Ayúdame a estudiar

23/04/2015

Os dejamos a continuación la aportación de una de las tutoras de sexto de primaria, con un interesante artículo sobre cuestiones educativas:

Los profesores escuchamos a menudo expresiones que son repetidas por padres y alumnos, tales como: “yo suelo suspender”, “estudie lo que estudie, no voy a pasar del cinco”, “se me dan muy mal los estudios”, “mi hijo no vale para estudiar”, “es que no se pone”, “no tiene fuerza de voluntad”, etc.

El hecho de que un alumno sufra fracaso escolar, no sólo tiene consecuencias para su formación y su futuro, sino que enturbia las relaciones familiares, hasta el punto de convertirse en uno de los principales detonantes de las discusiones dentro del hogar.

Muchos educadores coinciden al decir, que ni la pereza, ni la falta de voluntad, ni la escasa capacidad para estudiar, son la causa del fracaso escolar, ya que el alumno que saca malas notas, es porque no sabe cómo estudiar y además, le falta motivación y au- toestima, los cuales son ingredientes indispensables para pasar del suspenso, al apro- bado y gracias a Dios, todos los seres humanos los tenemos, sólo hay que activarlos.

La fórmula es sencilla (motivación + autoestima + método) y está en nuestras ma- nos, padres y profesores, ayudarles para que esa motivación y esa autoestima, se activen cuanto antes, así ellos mismos encontrarán el método que les sea más útil para estudiar de forma fructífera y conseguir el éxito escolar, personal y en un futu- ro, profesional, un conjunto esencial para “MEJORAR COMO PERSONA”.

Desde aquí, animo a todos los padres para que motiven a sus hijos, ayudándoles a ser positivos, diciéndoles lo que les gusta de ellos y no, lo que no les gusta, demos- trándoles con cariño, que lo importante no son las notas que han sacado, sino el esfuerzo, la constancia y dedicación que han visto en ellos y evitando expresiones negativas y comparaciones con otros niños. De esta forma también aumentará su autoestima y el alumno se enfrentará con ánimo, a su estudio diario y a su trabajo en el colegio. Para ello, debemos ser generosos con el tiempo que le dedicamos, tener paciencia y sobre todo mostrarles nuestro amor, esto es precisamente lo que S. Emilia hacía con sus alumnas.

Padres y profesores, somos un modelo a seguir para los alumnos, lo que vean en nosotros, lo recordarán e imitarán en el futuro, vamos a tratar de actuar con el corazón y no con la cabeza, así y sólo así, les ayudaremos a fortalecer su autoesti- ma y a ser positivos, de esta forma les será más fácil tomar decisiones y algo muy importante “SER FELICES”.

¡FELIZ FERIA MISIONERA 2015!

Inés de la Torre (tutora de 6ºA)


La Solidaridad, una tarea compartida

22/04/2015

Nuestro profesor Fernando, nos deja una interesante reflexión sobre lo que significa en nuestro colegio la celebración de la feria misionera:

Cuando empecé a trabajar en nuestro cole- gio, rápidamente percibí que la feria misionera constituía una fecha importante en la vida del colegio. He de reconocer que me generó cierta curiosidad descubrir en qué consistía. Recuer- do que me llevé una agradable sorpresa al ver cómo, toda la comunidad educativa – alumnos, profesores, padres y madres, religiosas – se movilizaba con un fin solidario. Si no recuerdo mal el curso pasado tuvo como finalidad apo- yar una casa que la fundación tiene en Bolivia, que atiende la promoción personal y la educa- ción en valores de grupos de niñas con situaciones vitales complicadas. En una sociedad en la que cada día más dominan el individualismo, la competitividad y la insolidaridad, era una alegría ver cómo en la feria misionera, cada uno ofrecía sus “talentos” para ponerlos al servicio de la solidaridad con los más necesitados, haciendo vivo el lema del colegio “ante todo la caridad”. Unos organizaban la venta de dulces y helados, la tómbola, el bar, todos los ensayos y las actuaciones; todos/as co- laborando con su tiempo, su presencia, sus capacidades, su economía… creo que es una apuesta que merece la pena, por lo que significa para todos los que participamos, que merece la pena apostar por una educación que vaya un poquito más allá de lo estrictamente académico y quiera contribuir a una educación en solidaridad, una educación en valores.

“En los comienzos de la Congregación, hice un trato con Dios. Le pedí que me ayudase en todas las necesidades temporales y que yo no dejaría de ayudar a los pobres siempre que la ocasión se presentase y me fiaría de Él. No des- confiaría de su bondad.”

Santa Emilia de Rodat


Carta de despedida

22/04/2015

Y el alumnado de sexto de primaria también se despide, del ciclo en el que han pasado seis años, y del patio que llevan disfrutando nueve; nos han dejado esta bonita carta:

Es para nosotras un honor y un privilegio tener la posibilidad de escribir la carta de despedida de sexto de primaria. Desde que llegamos al Colegio hace nueve años, ha sido un camino largo, con trabajo, dificultades y mucho esfuerzo, pero en el cual hemos compartido muchos momentos buenos, divertidos y llenos de ilusión con compañeros, profesores y amigos, en el que cada día se ha puesto un granito de arena en nuestro corazón al enseñarnos que todo puede ser posible en nuestro camino, aunque haya habido obstáculos, con vosotros los hemos superado.

Es hora de partir a una etapa nueva, y nos hemos dado cuenta de que podéis tener muchos puntos y comas, pero no un punto y final. ¿Recordáis los primeros días de cole? Unos llegamos contentos, otros asustados y con lágrimas, pero sin lugar a dudas estos temores y lágrimas se convertirían a lo largo de estos nueve años en risas, educación, aprendizaje y buenos momentos con el resultado final de grandes amistades y cariño. Muy importante en este camino es la amistad que se va forjando día a día.

Tener siempre una mano a la que agarrarte cuando tienes un problema, cuando nos encontramos desanimados, cuando no nos salen las cosas como queremos. Escuchar y dar consejos, unir fuerzas y energía para alcanzar una adecuada edu- cación, y que nunca debemos olvidar que la educación y la amistad son la llave para un futuro mejor.

Este año es un año especial ya que dejamos atrás una etapa del camino, pero lo más importante es que el camino acaba de empezar. A partir d aquí vendrán más experiencias, más esfuerzos y contrariedades, pero como dice nuestro lema del colegio este año “Escucha la Voz”. La voz de nuestros profesores, padres, ami- gos, y como no, de nuestra querida Santa Emilia. Todos ellos al lado nuestra en cada momento, en cada caída y en cada recompensa, ayudándonos a conseguir nuestros sueños: sueños honestos, sueños alegres, sueños educativos, sueños de corazón, de solidaridad… porque no hay que dejar nunca de soñar, ya que los sueños con esfuerzo se hacen realidad.

Por último, y no menos importante, dar “gracias” de todo corazón a todos los que formamos este, nuestro colegio, porque entre todos iremos superando cada etapa con la misma ilusión que hasta ahora.


Parece que fue ayer

22/04/2015

Y también ha habido espacio para las despedidas, os dejamos aquí el artículo de una de nuestras alumnas de segundo de bachillerato que, con permiso de la selectividad, dejarán nuestro centro el próximo mes de junio:

Este año a los mayores del cole nos toca despedirnos del lugar donde tanto hemos reído, jugado, aprendido… Echamos la vista atrás y sobre todo los que llevamos aquí desde pequeñitos sentimos un pellizquito en el corazón al pensar en tantas experiencias y anécdotas vividas después de tantos años.

Parece que fue ayer cuando entrábamos al colegio con nuestro uniforme nuevo sí, ese que después has aprovechado tanto gracias a tu madre, que te lo com- praba 5 tallas más grande, con nuestra mochila de princesas o superhéroes que a veces parecían que eran ellas las que tiraban de nosotros, asustados al principio por no conocer a nadie, pero alegres a la nada porque ya teníamos nuevos amigos.

¿Qué decir de esos disfraces tan monos que nos poníamos para los bailes en la feria misionera? Cuando estábamos pendientes de nuestro profe porque no nos acordábamos de la coreografía. Ay esos profes que tantas veces nos han limpiado la nariz y lo que no era la nariz, como para olvidarlos…

Como tampoco nos podemos olvidar de esos desayunos molineros a los que les seguían los clásicos himnos de Andalucía con la flauta y esos recreos en los que si no había pelota nos apañábamos con un bote de plástico o aquéllos en los que el patio estaba lleno de música de quienes preparaban su actuación para la feria.

Y luego nos hicimos mayores, así de repente, pasamos de ser los grandes del patio a ser los pequeños de la cancha. Las asignaturas, los profesores e incluso al- gunos compañeros cambiaron, pero nosotros seguíamos estando como en casa.

En cuanto a la feria misionera, dejamos de hacer bailes pero no de participar, por supuesto, hacíamos actuaciones de acroesport, nos encargábamos de los juegos, los helados, las chucherías, los dulces, etc. cada uno ponía su granito de arena siguiendo el ejemplo que nos dejó nuestra fundadora, Santa Emilia de Rodat.

Sé que el año que viene cuando vuelva vivir el ambiente de la feria, será de ma- nera distinta pero espero seguir sintiéndome como todos estos grandes años ya pasados.

Sandra Castro (2ºA Bachillerato)


Venid y participad en nuestra FERIA MISIONERA

22/04/2015

Una de las más recientes incorporaciones al claustro de profesores, y que además ostenta la condición de antigua alumna de nuestro colegio nos ha dejada también su testimonio escrito en la revista de la feria:

Tanto tiempo planeaba, tanto tiempo deseaba… y por fin llegó la hora de volver al Colegio que me vio crecer y vivir acontecimientos importantes, que marcaron mi vida.

“La Feria Misionera” ha sido uno de los que han dejado huella en mí.

Aún recuerdo mi primera “Feria del Colegio”, donde con tan sólo tres años prepa- rábamos nuestro BAILE BOLIVIANO con mucho entusiasmo, y cómo todo nuestro colegio disfrutaba de vernos bailar.

Fueron pasando los años, y aun así seguía poniéndome nerviosa esos días previos a “Nuestra Feria”, en los que todos los alumnos participábamos en la preparación de la gran “Fiesta Misionera”: haciendo carteles decorativos, montando la tómbola, sellando papeletas con “Sor Ángeles”, preparando el puesto de helados con “Nati Espinosa”, el de chuches con “Sor Ana Díaz de Sarralde”, y la pastelería con “Sor Loli Aroca”. Incluso, a veces, la Cruz de Mayo de la entrada al Colegio.

¡Qué ilusión más grande la de participar en todo lo que se pudiera!

Recuerdo también el año en que diseñé, junto a mi amiga y compañera “Sonia Cobo”, la portada y contraportada del librito anunciador de nuestra Feria. ¡Qué contenta me puse cuando me eligieron!

Para mí, era más que una fiesta.

Tras mi marcha del colegio como alumna, seguí viniendo a la Feria y participando en ella en la medida de lo posible.

Ahora, que vuelvo a estar en el Colegio, pero de manera diferente, como profesora, sigo viendo esta Feria Misionera como una manera de trabajar para un Proyecto, un ideal volcado en ayudar a otros, “a los más necesitados”.

Es sentir una llamada: “VENID A NUESTRA FERIA Y PARTICIPAD EN ELLA”, donde se disfruta, se ríe, se convive, se comparte y se ayuda.

“VENID Y PARTICIPAD EN NUESTRA FERIA” con el corazón disponible, con ga- nas de colaborar y con voluntad de ayudar.

Isabel Cuevas (Profesora de Secundaria)


A %d blogueros les gusta esto: