Ayúdame a estudiar

Os dejamos a continuación la aportación de una de las tutoras de sexto de primaria, con un interesante artículo sobre cuestiones educativas:

Los profesores escuchamos a menudo expresiones que son repetidas por padres y alumnos, tales como: “yo suelo suspender”, “estudie lo que estudie, no voy a pasar del cinco”, “se me dan muy mal los estudios”, “mi hijo no vale para estudiar”, “es que no se pone”, “no tiene fuerza de voluntad”, etc.

El hecho de que un alumno sufra fracaso escolar, no sólo tiene consecuencias para su formación y su futuro, sino que enturbia las relaciones familiares, hasta el punto de convertirse en uno de los principales detonantes de las discusiones dentro del hogar.

Muchos educadores coinciden al decir, que ni la pereza, ni la falta de voluntad, ni la escasa capacidad para estudiar, son la causa del fracaso escolar, ya que el alumno que saca malas notas, es porque no sabe cómo estudiar y además, le falta motivación y au- toestima, los cuales son ingredientes indispensables para pasar del suspenso, al apro- bado y gracias a Dios, todos los seres humanos los tenemos, sólo hay que activarlos.

La fórmula es sencilla (motivación + autoestima + método) y está en nuestras ma- nos, padres y profesores, ayudarles para que esa motivación y esa autoestima, se activen cuanto antes, así ellos mismos encontrarán el método que les sea más útil para estudiar de forma fructífera y conseguir el éxito escolar, personal y en un futu- ro, profesional, un conjunto esencial para “MEJORAR COMO PERSONA”.

Desde aquí, animo a todos los padres para que motiven a sus hijos, ayudándoles a ser positivos, diciéndoles lo que les gusta de ellos y no, lo que no les gusta, demos- trándoles con cariño, que lo importante no son las notas que han sacado, sino el esfuerzo, la constancia y dedicación que han visto en ellos y evitando expresiones negativas y comparaciones con otros niños. De esta forma también aumentará su autoestima y el alumno se enfrentará con ánimo, a su estudio diario y a su trabajo en el colegio. Para ello, debemos ser generosos con el tiempo que le dedicamos, tener paciencia y sobre todo mostrarles nuestro amor, esto es precisamente lo que S. Emilia hacía con sus alumnas.

Padres y profesores, somos un modelo a seguir para los alumnos, lo que vean en nosotros, lo recordarán e imitarán en el futuro, vamos a tratar de actuar con el corazón y no con la cabeza, así y sólo así, les ayudaremos a fortalecer su autoesti- ma y a ser positivos, de esta forma les será más fácil tomar decisiones y algo muy importante “SER FELICES”.

¡FELIZ FERIA MISIONERA 2015!

Inés de la Torre (tutora de 6ºA)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: